<$BlogRSDUrl$>

13.1.04

BookMobile, copyright y la Biblioteca Nacional y su politica "conservadora" 

Una de las principales funciones de la Biblioteca Nacional, de acuerdo con lo manifestado en el Estatuto de la Biblioteca Nacional, es la de conservar los fondos bibliográficos impresos, manuscritos y no librarios de carácter unitario y periódico, recogidos en cualquier soporte material. El Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española, en su vigésima segunda edición (que el próximo día 15 de enero será enmendada y actualizada), nos dice que conservar es mantener algo o cuidar de su permanencia, o guardar con cuidado algo, pero también nos dice que es hacer conservas; y yo tengo la impresión de que esta última acepción es la que se aplica.

Mientras proyectos como el último que he visto en el blog de José Antonio Millán, Libros y bitios, Internet Bookmobile, difunden obras libres de derechos editoriales o de autor, la Biblioteca Nacional sigue con su misión conservadora. Explorando por sus páginas vemos dos proyectos mediante los que se puede tener acceso a obras digitalizadas: La Biblioteca Digital Iberoamericana y Caribeña, a la que yo en este momento no tengo acceso, y el Servicio de Recuperación de Recursos Electrónicos, para el que, por lo que puedo observar en la página en la que describen el servicio, sólo permite el acceso a los usuarios que poseen el carnet de la Biblioteca Nacional. Y de acuerdo con las Normas de acceso a la Biblioteca Nacional, estas no son excesivamente amplias. Tampoco dan información del número total de obras digitalizadas hasta el momento.

Esperemos que ahora que van a cambiar el diseño de la página, del que podeis dar vuestra opinión (aunque sólo muestran imágenes y no html, por lo que no se distingue cláramente si mantienen o no los frames), se permita un acceso más amplio a estos recursos; por alguna parte se ve que reza Biblioteca Digital. Más teniendo en cuenta el pastón (200 millones de euros) que tienen previsto gastarse entre el 2003 y el 2010 la gente de Red.es a través del Programa de Digitalización del Patrimonio Histórico Español: Patrimonio.es.

Lo ideal sería que en un futuro (y esperemos que no muy lejano) se pudiera acceder a todas las obras escritas originalmente en cualquiera de las lenguas del Estado y no sujetas a derechos editoriales o de autor, a aquellas escritas sobre España (en su lengua original) y tampoco sujetas a los derechos mencionados, y aquellas traducciones que tampoco estén sujetas a derechos por parte del traductor. Igual no falta tanto.

 

2.1.04

Y entró en vigor la ley 

El 31 de diciembre de 2003 se publicó en el BOJA la Ley 16/2003 del Sistema Andaluz de Bibliotecas y Centros de Documentación. Salvo pequeñas modificaciones en los artículos 12, 26 y 35, se ha mantenido el mismo texto que el del proyecto de ley (que ya no está accesible). Durante el pleno en el que se aprobó el texto definitivo, quedó patente el descontento de varios grupos parlamentarios por la situación de las bibliotecas, especialmente en municipios pequeños, por las carencias en cuanto a servicios, locales, equipamiento, presupuesto y personal. La imposibilidad de establecer unos requisitos mínimos para el personal bibliotecario por ser competencia municipal ha sido, en opinión de muchos grupos parlamentarios, la gran laguna de esta ley. En el mismo pleno quedó patente el esfuerzo hecho por las asociaciones profesionales (Asociación de Archiveros de Andalucía, Asociación Andaluza de Bibliotecarios y Asociación Andaluza de Documentalistas), por la Facultad de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Granada y por el Defensor del Pueblo Andaluz por mostrar a los parlamentarios la situación actual y las necesidades de las bibliotecas y centros de documentación en Andalucía.

Un día de estos intentaré mostraros las opiniones que las "fuerzas vivas" tienen del texto final de esta ley.

 

Los huecos son tan importantes como los libros 

Párrafo extraido de la novela de Amin Maalouf El primer siglo después de Béatrice:

"En efecto, recuerdo que al final de mi primera visita se había dirigido hacia la biblioteca, en la otra punta del salón. Todos los volúmenes estaban encuadernados a la antigua y, de lejos, se parecían. Retiró uno y me lo dio. Los viajes de Gulliver. Podía quedármelo. Yo tenía nueve años y ya no sé si me di cuenta, en mi siguiente visita, de que el lugar del libro había permanecido vacío. Sólo que, a lo largo de los años, la biblioteca estaba plagada de huecos, hasta el punto de parecer desdentada. Ni una sola vez hemos hablado de ello, pero he terminado por comprender que esos huecos se quedarían allí; que desde ese momento eran para él tan sagrados como los libros; y que en esos volúmenes de sombra cortados en el cuero rojizo estaba todo el amor silencioso de los hombres y también sus orgullosas indagaciones."

Me está encantando su lectura, como todo lo que hasta ahora me he leido de este autor.

 

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Todo el contenido de este blog lo puedes usar como te plazca, citando la fuente o no. Me da igual. Al no tener animo de lucro, el copyright me parece improcedente.